6 planazos para disfrutar del buen vino con amigos

e602aecd131b04c79e5912da5ccd454c

Dicen que “los mejores vinos son aquellos que se beben con amigos” y con esta premisa hemos decidido ofrecerte algo más que nuestras recomendaciones de vinos y las formas de catarlos: buenos planes con amigos para que su degustación sea más placentera todavía.

¿Tienes amigos aficionados a la lectura? ¿Tus amigas tienen el armario lleno de ropa que no utilizan? ¿Tu grupo de amigos quiere organizar una escapada diferente? ¿Hay verdaderos winelovers en vuestra pandilla? ¿Quieres darle una vuelta a vuestras cenas o noches de cine? Si la respuesta a alguna de estas preguntas es SÍ, hazte con unas botellas de vino y proponles uno de estos planes que te proponemos. ¿Qué más necesitas? Está claro: ¡a tus amigos!

Los mejores vinos son aquellos que se beben con buenos amigos.

Antes de nada…

Una de las primeras cuestiones que debes tener en cuenta, una vez confirmado el número de invitados, es las botellas de vino que necesitas. Siendo previsor evitarás una de las grandes tragedias de cualquier fiesta o reunión: quedarte sin suministro, en este caso, de vino. A continuación te dejamos una guía orientativa para calcularlo:

Estima que una botella de vino estándar contiene unas cinco copas de vino. Una persona bebe una media de dos a tres copas de vino (usaremos esta medida, aunque nadie mejor que tú conoce si tus amigos tienen o no buen saque). Por lo tanto, tres botellas de vino llenarán unas 15 copas, que equivaldría a 5 invitados. Para el doble de invitados necesitarás, por tanto, 6 botellas. ¿Mucha cifra? Seguro que de este modo lo verás más claro:

1 botella = 5 copas

1 amigo = 2-3 copas

5 amigos = 15 copas = 3 botellas

Si eres el anfitrión de la reunión seguramente estarás ocupado organizándola y dejando todo a punto justo antes de que lleguen tus amigos. Para el vino sólo debes tener en cuenta una medida de tiempo: 20 minutos. Abre los tintos 20 minutos antes de servirlos para dejarlos respirar y saca los blancos de la nevera 20 minutos antes para evitar que estén demasiado fríos. Si quieres saber la temperatura perfecta a la que servir el vino entonces no te pierdas este post.

En cuanto a los espumosos, ya hemos hablado anteriormente de la mala costumbre española de dejarlos para el final de las comidas. Si vais a cenar o preparar un picoteo, sírvelos antes de la comida como aperitivo.

Así que simplemente con estas pautas claras, buen vino en la bodega y un grupo de amigos bien majo, puedes organizar planes como los siguientes.

Ten un gusto exquisito para elegir tanto los amigos como el vino.

1. Catas a ciegas

645867ff522c7cf487b3a327478f4c3b

Tanto si sois grandes aficionados al vino como si sólo lo bebéis de vez en cuando en vuestras reuniones, un plan divertido, diferente y placentero puede ser organizar una cata a ciegas. Para ello, cada amigo debe traer una botella de su vino favorito al lugar de la reunión. El anfitrión u organizador debe elegir el orden en el que se probarán los vinos. Al hacerlo, todas las botellas deben estar cubiertas para que no se pueda intuir de qué vino se trata.

Ya os hemos contado en posts anteriores cómo catar vinosbuscar su buquet, palabras con las que los expertos los definen o los diferentes tipos de aromas que podemos encontrar en ellos. Sin embargo, no necesitáis hacer una nota de cata demasiado especializada para pasar un buen rato probando vinos. A continuación puedes ver una plantilla que podéis copiar para anotar las características básicas apreciadas en los vinos que probéis y cómo calificarlos.

Captura de pantalla completa 28072015 172630.bmp

¿No te parece una buena forma de juntarse con amigos y conocerlos mejor a través de sus vinos favoritos?

2. Showroom casero con amigas

f123394ea96a3e20935d07d7ac560edc

Chicas, seguramente muchas de vosotras tenéis en el armario esas prendas o complementos que nunca os ponéis y que guardáis para un “por si acaso”. ¿Qué os parece reuniros en una casa con vuestras amigas  y que cada una lleve toda esa ropa que le quita espacio del armario? ¡Seguro que otra de vosotras podría darle más uso a esa ropa!

Esta es una excusa perfecta para reuniros y renovar el armario sin gastar casi un euro. Sólo necesitáis un buen vino para hacer más amena la reunión y disfrutar de una copita entre cambio y cambio de vestuario. Nosotros os recomendamos un vino rosado, un vino dulce o un espumoso. Estos serían la opción perfecta acompañados de una tabla de quesos o una bandeja de dulces y frutas. Una combinación que encajaría estupendamente con una reunión de chicas como esta.

Para mantener el interés de todas las invitadas durante la velada, tomad turnos para ir enseñando una a una las prendas que habéis seleccionado y probároslas mientras disfrutáis del vino. Podéis incluso customizar entre todas algunas de las piezas para actualizarlas y adaptarlas a la personalidad de sus nuevas propietarias.

Si bien este plan está pensado para una tarde-noche de chicas, una versión masculina se puede llevar a cabo perfectamente.

3. Noche de cine o series

bc31186a7f744c6d4e502ce8a807afce

Un clásico de las quedadas con amigos que no pasa de moda por su sencillez y porque se adapta a los gustos de casi todo el mundo es el relajarse en el sillón mientras se disfruta de una película o una serie de televisión. Un viernes noche o domingo por la tarde, con toda la semana a las espaldas, ¿a quién no le apetece un plan como este con su mejor amigo mientras descorcháis una botella de vino y no os preocupáis por nada más?

Podéis elegir la película o serie por consenso, una cada uno (si sois pocos) o incluso atreveros con un maratón de cine  o de vuestra serie favorita. En este último caso, podéis elegir los títulos de las películas estableciendo un criterio como género, tema, directos, país, década… Por ejemplo: Películas en las que el vino es una pieza fundamental: Entre copas (A. Payne, 2004), Mondovino (J. Nossifer, 2004), Year of the comet (P. Yates, 1992), Esta tierra es mía (H. King,  1956), Un buen año (R. Scott, 2006)…

¿Nos propones algún otro título relacionado con el vino?

4. Club de lectura

3e2eae90dfd44d55294b1b9a51e06b1a

Quizás eres un aficionado a la lectura al igual que algunos de tus amigos. ¿Por qué no aprovechar ese hobbie para reuniros y profundizar en temas de los que quizás nunca habéis hablado y que pueden surgir de una buena lectura?

Bien, puede que un club de lectura no te parezca un plan de lo más divertido pero, ¿y si viene acompañado de buen vino? No sólo puede ser un aliciente para animar a tus amigos a participar en él sino que además este elemento ayudará a los más recelosos a expresar sus sentimientos, ideas y emociones.

A la hora de elegir el libro a comentar, elije tú uno que creas que puede gustar a los participantes o mediante consenso. Con el vino haced lo mismo. Te recomendamos que para tu club de lectura, elije una novela y una botella con etiqueta dignas de leer. Nuestra propuesta: un crianza como el Gamonal 2011.

Si después de este plan descubrís que habéis disfrutado más del vino que de la conversación sobre el libro que habéis planeado leer… ¡quizás deberíais plantearos crear un club del vino en lugar de uno de lectura!

Para tu club de lectura, elije una novela y una botella con etiqueta dignas de leer.

5. Noche de pizzas o hamburguesas (con maridaje)

32869506685499c66bdfa3984f4cca33

Tus buenos amigos no esperan que seas un gran chef cuando les invitas a cenar. Son como de la familia y con cualquier cosa estarán satisfechos. Si no tienes tiempo para preparar una cena copiosa pero quieres ofrecerles algo diferente, sorpréndeles maridando una pizza o una hamburguesa. Dicen que un vino siempre viste una mesa, así que haz de vuestra cena improvisada un verdadero banquete.

Por ejemplo, una pizza hawaiana acompáñala de un blanco fresco y con toques frutales como El Aprendiz Blanco 2013, una pizza con champiñones irá perfecta con un tinto crianza con toques afrutados como el Golán Tinto Roble 2010, la Margarita con un blanco equilibrado y aromático como el Peregrino Albarín 2013 o una pizza pepperoni con  un tinto suave, aromático y carnoso como un Finca de los Vientos 2010.

6.  Y, por supuesto, la clásica cena con amigos

c69b3349adeb665a874b881c0a1b9883

Y si hay algo que nunca falla es una comilona con amigos con buenos platos y buen suministro de vinos. Si os juntáis un grupo grande, deberás escoger diferentes tipos de vino para adaptarte a los diferentes gustos. Te en cuenta el maridaje (aquí una guía para tintos, blancos y rosados) y, en el caso probable de que tus amigos se presenten con una botella de vino, ábrela en el momento adecuado de la comida para evitar mezclarlos sin criterio.

Si eres el anfitrión, no pierdas ojo a ningún detalle con esta guía de protocolo en la mesa que publicamos en nuestro blog.

La velada puede terminar con otro gran clásico: los juegos de mesa, momento en el que la bodega no puede estar todavía vacía…

Ahora cuéntanos, ¿cuál de estos planes elegirías para disfrutarlo en compañía de tus mejores amigos y por qué?

Las amistades son como el vino; mejoran con el tiempo.




3 comentarios sobre “6 planazos para disfrutar del buen vino con amigos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>