El brindis: ¿Por qué brindamos con vino?

brindis

Todos sabemos lo que es un brindis. Se trata de una costumbre casi universal e imperecedera con una larga historia y algo de superstición a su espadas. El brindis es una acción social que dedicada a los que nos rodean y no puede faltar nunca en una reunión familiar, entre amigos o con nuestra pareja.

Esta acción de unión en la mesa y que tiene como objetivo manifestar buenos deseos, consta de tres partes: La verbal, en la que expresamos el motivo del brindis o simplemente decimos “Salud”, el acuerdo en el que se unen las copas, y el trago simbólico en el que se bebe. ¡Y es que un brindis en el que no se bebe no está finalizado! Hay quienes defienden además que en la parte del acuerdo debe haber también un contacto visual entre los participantes.

Si bien esta palabra proviene de una frase en alemán que significa “te lo ofrezco” (bring d’ir), la acción de brindar ya existía en el siglo IV a. C, aunque con una finalidad distinta a la actual. Más que manifestar buenos deseos, en la antigua Roma se utilizaba como símbolo de confianza hacia los invitados, ya que e esa época era habitual envenenar las copas. El anfitrión chocaba las copas con sus invitados de manera que el líquido podía pasar de unas copas a otras y así ar confianza.

Otra teoría defiende que un origen del brindis menos macabro. Los romanos pretendían con el choque de copas disfrutar del vino a través de todos sus sentidos, incluyendo el oído. También hay historiadores que dicen que los comensales en la antigua Roma chocaban la copa en las fiestas para que los sirvientes supieran cuando debían servir más vino.

Versiones menos extendidas remontan el origen del brindis al siglo XVI, cuando el ejército de Carlos V celebró su victoria con las copas en alto en el saqueo de Roma en mayo de 1527. Los más supersticiosos defienden que el acto d brindar y el sonido que este produce ahuyenta al demonio protegiendo así a los presentes.

Sea como sea, el origen del brindis está directamente relacionado con el vino, por mucho que algunos opinen que el choque de copas sólo debe realizarse con cavan o champán.

En ocasiones, especialmente cuando el número de participantes es elevado como en una boda o una cena numerosa, las copas se alzan y no llega a haber un contacto físico entre ellas, aunque en este caso cobra mayor importancia el contacto visual. Por otro lado, el brindis nunca debe hacerse con agua. Unos creen que es por temas protocolarios y otros más supersticiosos hablan de mala suerte.

Si además tenemos en cuenta que lo que habitualmente deseamos con el brindis es salud, tenemos motivo de sobra para hacerlo con vino, cuyos beneficios para la salud están demostrados.




Un comentario sobre “El brindis: ¿Por qué brindamos con vino?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>