Cómo catar un vino, paso a paso

catar vino1

Cualquier momento es perfecto para disfrutar de un buen vino con la familia o con amigos. El saber de vinos no es algo que esté reservado para los grandes sumilleres; nosotros también podemos hacer nuestros intentos, en menor escala que los expertos claro. Como todo, requiere práctica y conocimientos teóricos y técnicos, pero nosotros podemos aprender unos pasos muy básicos para catar un vino correctamente. ¿Te apetece sorprenderles y demostrar que eres un auténtico “experto en vinos”? A continuación te enseñamos como conseguirlo con unos sencillos pasos:

Observar el color del vino

catar vino 2

1. Elegir una buena copa es muy importante, no vale cualquiera. Debe ser una copa de vidrio fino, transparente e incolora, para apreciar su color y brillo. Si se van a catar varios vinos, lo ideal es preparar una copa diferente para cada uno de ellos.

2. Sujetarla siempre por el pie para evitar que el vino se caliente. Hay que tener en cuenta que los aromas se exhalan a partir de los 14ºC, y se pierden por debajo de los 8ºC. Su temperatura ideal dependerá del vino, pero en cualquier caso es una condición importantísima.

3. En la fase visual de a la hora de catar un vino, éste debe contemplarse en la copa, inicialmente en reposo, a través de la luz y tratando de ver su transparencia o limpidez, el brillo, la intensidad y la tonalidad del color. Sosteniendo la copa por el tallo, la colocamos sobre un mantel o fondo totalmente blanco, a unos 40-50 centímetros de nuestros ojos y con una inclinación aproximada de 45º, en perpendicular al cuerpo. De esta manera podremos apreciar todas sus características.

catar vino 3

Para esta fase, podemos utilizar términos relativos al color como: abierto, acerado, amarillo, amarillo paja, ámbar, brillante, cereza, caoba, cubierto, dorado, granate, guinda, ladrillo, limpio, marrón, oro, oro viejo, ribete, rojo, rosado, rubí, yodo…

Fase olfativa 1

4. Primero se huele el vino en calma para extraer los aromas más sutiles ¡Sin agitarlo aun!

5. Luego se balancea la copa para desprender los componentes aromáticos. Se recomienda mover unos 8-10 segundos, para que se evapore el alcohol y con ello sus aromas naturales.

Fase olfativa 2

6. Hay 3 niveles de aromas a descubrir al catar un vino: primarios (los que aporta las características de la cepa, que dependen de la zona donde está cultivada, de la variedad de uva a la que pertenece, del tipo de composición del suelo, de la climatología existente en el lugar y de la vendimia); secundarios (procedentes de la fermentación alcohólica y maloláctica, aromas que dependen del tipo de levaduras y de las condiciones que propician la fermentación, como puede ser el aireado o la temperatura entre otros factores); y los terciarios “bouquet” (los aromas de la crianza).

catar vino 4

Profundicemos un poco en estos últimos. Bouquet es el aroma que adquiere el vino durante su proceso de envejecimiento. El bouquet es el aroma terciario del vino, es decir, no es ni el afrutado que proviene de las variedades de uva utilizadas, ni el del alcohol, los ésteres y los aldehídos, procedentes de la fermentación, sino el que le confiere su estancia en barricas o botellas.

Existen dos tipos de bouquet: de oxidación, aroma propio de los vinos que están en contacto con el aire durante su proceso de envejecimiento. Se da en los vinos de regiones cálidas, como el Jerez, el Oporto o la manzanilla; y de reducción, aroma propio de los vinos que no están en contacto con el aire durante su proceso de envejecimiento, principalmente en botella. Lo encontramos en los vinos de regiones templadas, y su olor recuerda a vainilla, tabaco, humo, hojas secas, etc. Se da en el rioja, por ejemplo. Estos vinos viejos deben beberse inmediatamente después de abrir la botella, puesto que su aroma se ve perjudicado por el oxígeno presente en el aire.

Un bouquet de calidad debe estar en armonía con el aroma de la uva y de los productos de la fermentación, evitando siempre que se produzca un exceso de aroma a madera.

Los vinos jóvenes tienen aromas afrutados o florales, mientras que los vinos envejecidos pueden presentar aromas especiados, como a canela o clavo; aromas balsámicos, como a menta o a pino; o aromas a madera.

Los términos relativos al aroma con los que podemos sorprender son: acetona, alcohol, algarrobo, balsámico, barniz, cedro, con carácter, dátiles,  elegante, etéreo, flor, floral, fresco, frutal, frutos secos, hierba fresca, intenso, levaduras, lías, maceración, madera, mineral, pastel, piel de naranja, salino, terroso, tofee, torrefacto, trufa, vainilla…

En boca

catar vino 5

7. Al catar un vino, se debe tomar un pequeño sorbo, se mantiene en la boca y se hace pasar por toda la lengua, apreciando los cuatro sabores básicos: dulce, salado, ácido y amargo. Se debe aspirar un poco de aire, oxigenará el vino en la boca. Un vino “redondo” es aquel que logra un equilibrio entre los cuatro sabores básicos.

8. Se aspira aire con el vino en la boca y se saca por la nariz para volver a oler los aromas por vía retronasal.

9. Se valora la primera impresión, el paso en la boca, el postgusto y el retronasal. Después de paladear los sabores, se pueden catalogar con términos como afrutado, aterciopelado, cálido, astringente, ligero, con cuerpo, fresco, persistente, corto o seco.

10. El último paso al catar un vino es tragarlo. Todos los aromas y sensaciones persisten en la boca después de ser ingerido. En función del tiempo que se mantengan, hablamos de vinos cortos y largos en boca.

Términos relativos a la boca: Abocado, ácido, alcohólico, amargo, amplio, aterciopelado, cálido, caramelo, complejo, denso, dulce, equilibrado, fresco, frutos secos, graso, ligero, pastoso, redondo, seco, suave, tánico, torrefacto, untuoso, vigoroso…

Se considera un buen vino aquél en el que no sobresale ningún sabor específico, sino que está equilibrado en su conjunto, dejando un paladar aromático y agradable que se prolonga en el tiempo.

Cuanto más os introduzcáis en el mundo enológico, más crecerá vuestra pasión por el conocimiento y por todo lo relacionado con el vino. Nosotros, desde EnBoca Vinos deseamos que estos pasos para catar un vino despierten o afiancen esa pasión.  Para mejorar su degustación, te recomendamos además que cuides otros aspectos como dónde guardar el vino, a qué temperatura servirlo o con qué acompañarlo a la hora de beberlo.




3 comentarios sobre “Cómo catar un vino, paso a paso

  1. Muy buen resumen,cada vez indago más en los jóvenes y crianzaS por su mayor dificultad en valorarlos..los reservas muchos se exceden en su precio y muchoS no lo merecen…

    • Gracias Rafa. Tienes razón, hay muchos vinos que no valen lo que cuestan. En esta D.O. hemos descubierto jóvenes y crianzas estupendísimos y que nos han sorprendido muy gratamente. Te invitamos a que los pruebes, no fallas elijas el que elijas de cualquier bodega que os presentamos en la tienda.
      Gracias de nuevo y si te animas a probarlos, esperamos tus comentarios al respecto.
      Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>