Dime cuál es tu personalidad y te diré qué vino te gusta

personalidad

¿Puede tu estilo de vida y tu personalidad condicionar la elección de tu vino favorito? No podemos afirmar esto con total seguridad, pero hay indicios de que es posible.

Un estudio llevado a cabo en Reino Unido sostiene que el tipo de vino y los hábitos sociales de los bebedores están estrechamente relacionados ¿Quieres descubrir cómo? Continúa leyendo y saca tus propias conclusiones.

Lo único que pretendemos con este post es un ejercicio divertido, que os podáis identificar con cada una de las personalidades y sugeriros unas botellas en función de los diferentes caracteres. Es importante que recordéis que los vinos tienen la capacidad de transmitir más allá del propio gusto y que al final sois vosotros los que decidiréis si estas correspondencias se adecuan a vuestro paladar.

Si te consideras una persona pacificadora, que te gusta que todo esté en armonía a tu alrededor y evitas los conflictos, seguramente te pegará un vino que gusta a todo el mundo, un vino de perfil fácil, agradable y jugoso, un vino sin complicaciones. Un Crianza de estilo moderno es ideal para ti, redondo, sin notas destacadas, muy armonioso.

Sugerimos: Carroleón Crianza 15 meses

Si eres de aquellos que consigue hacer mejores a las personas que le rodean, seguramente te interesará conocer una variedad llamada Albarín, un tipo de uva única, perfumada, fragante y alegre que se utiliza para los vinos blancos de la D.O. Tierra de León y que aportan chispa y dinamismo a los vinos que se elaboran con ella.

Sugerimos: Milttel Blanco 2013 

A los perfeccionistas les encaja un vino con mucho equilibrio, donde nada descuadre, un vino perfecto. Un vino largo, complejo, intenso pero que tenga sobriedad, elegancia y muchísima calidad. La uva Prieto Picudo da a sus vinos este perfil perfeccionista.

Sugerimos: Vitalis Roble 6 meses.

Luego están las personalidades más románticas, aquellas que suelen encontrar momentos únicos con asiduidad. En ese caso, es perfecto un semidulce, capaz de crear ese ambiente único que estás buscando, ya sea con tu pareja o en compañía de amigos o familiares. Un vino rosado, con aguja, que dota a esos momentos de un carácter de celebración y homenaje.

Sugerimos: Kapricho de la Viña Rosé

Si lo que tienes es un carácter fuerte, si te gusta causar impacto a tu alrededor y eres una persona de convicciones fijas, entonces tienes que degustar un vino con cuerpo, potente, pero que tenga parte de atrevimiento y valentía. Nada cómo Prieto Picudo para aportar esas notas impactantes, especiadas, balsámicas, minerales.

Sugerimos: El Médico 2011

Si eres una persona reflexiva y calculadora, no tomas una decisión hasta haberla meditado mucho, entonces necesitas probar lo que llamamos un vino de meditación, un vino de aquellos que te hace pensar y que tiene tanta complejidad que con sólo una copa puedes pasarte toda una tarde para intentar descifrarlo, son vinos con mucha estructura y frescor, vinos para deleitarse.

Ejemplo: Pricum Valdemuz 2010

Si te consideras una persona clásica, fiel a tus pasiones y con buen gusto para lo de toda la vida, entonces tienes que buscar algún vino insignia, de esos clásicos que no pasan de moda como podría ser un D.O. Tierra de León Crianza o incluso Reserva. Son categorías de vino que crean confianza en los consumidores de gustos tradicionales, ya sean jóvenes o mayores. Son tipos de vinos que están relacionados con la cultura española y para la mayoría de la gente son sinónimos de calidad.

Nuestra sugerencia: Peregrino 14 Reserva 2011 o Pricum Primeur 2012

Finalmente, si eres una persona creativa y atrevida, si siempre estas pensando en cosas nuevas y diferentes, entonces debes degustar un vino arriesgado, de gustos poco tradicionales y que llene de diversión. Un blanco intenso, potente y a la vez complejo elaborado con uva Albarín que aporta a este vino un aroma cautivador y de gusto tremendamente agradable.

Un ejemplo: Kyra Blanco 2012

Por último, cabe recordar que más allá de la personalidad, el momento también es importante y que cada vino tiene su momento ideal, sin olvidar el factor de agrado personal, totalmente subjetivo y ajeno a todo patrón.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>